Cargando...

Posteado por Soledad Psicologa,

LA BATERIA DE LAS CARICIAS

LA BATERÍA DE CARICIAS La persona necesita para sobrevivir completar una cierta dosis de caricias. Las necesidades personales de caricias se satisfacen tanto con las caricias positivas como con las negativas; aunque desde luego respetando las leyes que veremos a continuación.
La cantidad de caricias necesaria para cada persona variará según su desarrollo y sus características psicológicas; pero de cualquier manera, si no cubre sus necesidades mínimas la persona se ve obligada a ser cada vez menos selectiva: si no hay caricias positivas buscará caricias negativas que pueden ser más fáciles de obtener.
CARICIAS POSITIVAS, son aquellas que nos hacen sentir bien, nos dan sensación de bienestar y aumentan nuestra autoestima.
CARICIAS NEGATIVAS, son aquellas que nos hacen sentir mal causándonos dolor, daño moral o físico y disminuyen nuestra autoestima.
CARICIAS INCONDICIONALES, sean positivas o negativas, van dirigidas a la totalidad de nuestro existir natural como personas (seamos cómo seamos) o a los aspectos necesarios para nuestra autoexpresión natural (sean cuáles y cómo sean).
CARICIAS CONDICIONALES, sean positivas o negativas, van dirigidas a aspectos en los que destaca haber hecho nosotros algo en concreto
CARICIAS ORIENTADORAS, son expresiones directas de orientación ante alguna equivocación.
CARICIAS DESCALIFICADORAS, son aquellas caricias que menosprecian algún aspecto de la persona.
Las leyes de funcionamiento de la batería son las siguientes:
1- En los primeros 30 meses de vida las caricias positivas de contacto son las que tienen mayor fuerza.
2- Las caricias incondicionales son las que proporcionan más seguridad y vigor en relación a la salud emocional de las personas. Su utilización es válida y oportuna en cualquier marco social.
3- La sobredosis de caricias positivas incondicionales vuelve a la persona pasiva e irresponsable.
4- Las caricias condicionales (tanto positivas como negativas) son necesarias como instrumento para favorecer el aprendizaje, el asentamiento de valores y, en general, todo el proceso de socialización.
5- El efecto de la caricia es independiente de la intención, de tal modo que una misma caricia puede ser percibida como positiva por una persona y como falsa o negativa por otra, en las mismas circunstancias.
6- Las caricias positivas influyen considerablemente en la incentivación general del comportamiento.
7- Las caricias orientadoras y descalificadoras pueden servir como orientación y guía del comportamiento.
8- En la administración de caricias hay que evitar la reiteración y la monotonía, ya que la caricia mecánica se devalúa (descuenta o descalifica) sola.
9- En el sistema positivo de conducta se anteponen:
- Las caricias incondicionales a las condicionales
- Las positivas a las negativas
- Las auténticas y espontáneas a las rutinarias o mecánicas
Con este artículo cierro el apartado de las CARICIAS, espero que te haya sido de utilidad y te haya hecho pensar cómo te comportas y qué tipos de caricias predominan en tu vida.
Cualquier duda ponte en contacto conmigo www.psicue.es