Cargando...

Posteado por Soledad Psicologa,

LA ECONOMÍA DE LAS CARICIAS

¿Alguna vez te has planteado por qué los bebés necesitan tan a menudo que los abracen?¿Por qué tu pareja te repite una y otra vez si te ha gustado la comida que te ha preparado? ¿Por qué tu hijo te abraza de repente? ¿Por qué tus amigos protestan cuando llevas tiempo sin llamar por teléfono?

Te invito a disfrutar de este articulo, léelo con calma y una vez lo termines medita sobre tu situación personal .
Cuando hablo de CARICIAS lo hago desde la corriente psicológica del ANÁLISIS TRANSACCIONAL (Berne,1964) donde se define la caricia como cualquier estímulo social dirigido de un ser vivo a otro y que reconoce la existencia de este. Desde el análisis transaccional los autores quieren explicar los procesos psicológicos de una manera sencilla para que estén al alcance de todos .
CARICIAS POSITIVAS, son aquellas que nos hacen sentir bien, nos dan sensación de bienestar y aumentan nuestra autoestima. CARICIAS NEGATIVAS, son aquellas que nos hacen sentir mal causándonos dolor, daño moral o físico y disminuyen nuestra autoestima. Existen una serie de normas parentales irracionales y prejuiciosas que impiden un libre y sano intercambio de estímulos sociales constructivos produciendo escasez de caricias y obligando a las personas a buscarlas de manera forzada, artificiosa y complicada. A pesar de ello, esas normas son aceptadas por numerosas culturas, grupos y organizaciones, provocando daños que abarcan desde la simple insatisfacción, hasta infelicidad matrimonial y familiar, depresiones, adiciones, alcoholismo, obesidad, trastornos psicosomáticos,...

Esta serie de normas son las leyes de economía de caricias. Junto a cada una de ellas expongo un ejemplo de algunas de las ideas prejuiciosas que con el tiempo han ido dando lugar a la aceptación generalizada de tal ley.
La ley de escasez de caricias o la ley de economía de caricias es importante que la conozcas porque es algo que debes evitar ya que te impide un desarrollo sano con las personas que te rodean y contigo mismo, se denomina LEY porque es algo que se ha interiorizado y que se da por hecho sin pararnos a pensar si es correcto o no.
Son 5 leyes:
1. No des las caricias positivas que corresponde.
2. No aceptes las caricias positivas que merezcas.
3. No pidas las caricias positivas que necesites.
4. No te des las caricias positivas a ti mismo.
5. No rechaces las caricias negativas destructora.

En sustitución de estas leyes de escasez de caricias el comportamiento debe regirse por las siguientes leyes de abundancia de caricias, que son las que nos harán llegar a tener un desarrollo social sano y a sentirnos bien: 1. Da abundantes caricias positivas cuando corresponda.
2. Acepta las caricias positivas que mereces.
3. Pide las caricias positivas que necesitas.
4. Date caricias positivas a ti mismo.
5. No aceptes caricias negativas destructoras.
Ahora medita con calma qué leyes rigen tu día a día, si las leyes de economía de caricias o las leyes de abundancia de caricias. Esto te ayudará a poder rectificar conductas que te impiden un desarrollo sano en tus relaciones, tanto personales como laborales. Si ves que hay aspectos que te cuesta afrontar no dudes en consultarme www.psicue.com